viernes, 13 de enero de 2012

Hittner establece la fecha del 11 de Junio para el juicio de Laura Pendergest-Holt y los demás.

Los abogados penales defensores de Allen Stanford en Houston presentaron una moción anoche pidiendo al Juez de Distrito David Hittner permitirles abandonar el caso, que está establecido para el juicio el 23 de enero. Los abogados-socios de Stanford Ali Fazel y Robert Scardino, John Parras y Ken McGuire, ya no quieren defender más a Stanford, ex Presidente del Stanford Financial Group (SFG) de Houston.

Los abogados alegan en su moción del 11 de enero, caso EEUU v. Robert Allen Stanford, que su investigación está incompleta, una situación provocada en parte por "restricciones de financiación" para expertos y asistencia en litigios. Asimismo, alegan, que Hittner rechazó su solicitud para una prórroga de 90 días, Stanford "no recibirá asistencia eficaz de sus abogados" porque no van a estar listos para el juicio el 23 de enero. "Proceder al juicio en estas circunstancias resultaría en una representación que cae por debajo de la norma constitucional para la eficaz asistencia de un abogado". Ellos piden a Hittner poderse retirar o concederles 90 días adicionales para prepararse para el juicio y otorgar "las peticiones presupuestarias previas".

El fiscal líder Gregg Costa, un abogado asistente de los EEUU para el Distrito sureste de Texas, no devolvió inmediatamente una llamada telefónica buscando comentarios.

También el 11 de enero, antes que el equipo defensor de Stanford presentara la moción para retirarse, Hittner emitió una orden de programación que establece el juicio el 11 de junio para los acusados Laura Pendergest-Holt, Gilberto Lopez y Mark Kuhrt, quienes trabajaron con Stanford en el SFG. "Se aconseja a los abogados que la fecha del juicio anterior es una opción preferencial, y en consecuencia deben ajustar sus horarios personales para ese juicio", escribió Hittner en esa orden.

En junio de 2010, Hittner concedió una moción presentada por Pendergest-Holt y la unió a la de López y Kuhrt, que separaba sus respectivos juicios del de Stanford. Stanford y sus coacusados, imputados en junio de 2009, se han declarado no culpables de los cargos penales contra ellos relacionados con una supuesta conspiración para estafar a los inversionistas que compraron unos 7 billones de dólares en certificados de depósito vendidos a través del Stanford International Bank, Ltd.

Una sustitución en la acusación de Stanford de junio de 2011 comprende un total de 14 cargos en su contra: un cargo de conspiración para cometer fraude por cable y fraude postal; cinco cargos de fraude por cable; cinco cargos de fraude postal; un cargo de conspiración para obstruir una investigación de la SEC; un recuento por la obstrucción de una investigación de la SEC; y un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario