lunes, 9 de enero de 2012

Stanford dice que se Violaron sus Derechos Constitucionales

Publicado: Sábado, 7 de enero de 2012
Por: Scott Cohn, Corresponsal de CNBC


R. Allen Stanford, acusado de la autoría del esquema Ponzi, y quien está programado para ir a juicio en dos semanas por los cargos imputados de correr una estafa de 7 billones de dólares, dice que el caso debería ser declarado improcedente porque sus derechos constitucionales fueron violados.
Los abogados de Stanford desencadenaron un aluvión de alegatos legales a finales del viernes por la noche y la madrugada del sábado con la esperanza de impedir el juicio que comienza el 23 de enero.

En uno de los alegatos presentados, el abogado defensor principal Ali Fazel, cita "Conductas escandalosas repetidas del Gobierno" durante los dos años y medio que Stanford ha permanecido detenido sin fianza. Stanford ha estado en prisión como un riesgo de vuelo desde su acusación en junio de 2009.

En custodia del Gobierno, Stanford fue salvajemente golpeado por otro recluso, se sometió a una cirugía mayor y se convirtió en adicto a las drogas de prescripción. La defensa alega que Stanford ha sufrido un permanente daño físico y mental.

"La negligencia del Gobierno ha provocado que el acusado padezca una capacidad mental disminuida y con ello ha interferido con la capacidad del acusado de ejercer efectivamente sus derechos", dice la presentación, incluyendo la ayuda a sus abogados, el interrogatorio de testigos y la testificación en su propio nombre.

La presentación también dice que el tratamiento "punitivo" de Stanford bajo custodia viola su derecho al debido proceso, ya que Stanford todavía se presume inocente.

Otro alegato presentado afirma que el Gobierno violó las protecciones constitucionales de Stanford mediante una irracional búsqueda e incautación, cuando un Receptor designado por el Tribunal accedió a los registros del Banco de Stanford en Antigua y los entregó a los fiscales de los EEUU.

El abogado-Receptor de Dallas Ralph Janvey, se supone que redondeó los activos para devolvérselos a los inversionistas de Stanford, pero la defensa afirma que Janvey se convirtió en un "agente del Gobierno" por trabajar con los fiscales y la SEC. La presentación dice que todas las pruebas que Janvey entregó al Gobierno deberían suprimirse porque se obtuvieron sin una orden judicial.

No está claro si alguna de las maniobras más recientes de Stanford tiene muchas posibilidades de éxito. El juez de Distrito de los Estados Unidos en el caso, David Hittner, ya ha negado las peticiones de los abogados de Stanford para que el Tribunal lo declare incompetente, así como al retraso del juicio por tres meses para darles más tiempo para prepararse.

Por su parte, el Gobierno aún no ha respondido a las últimas presentaciones de la defensa. Pero el abogado asistente de los EEUU, Gregg Costa, solicitó en una moción el viernes al juez Hittner que la presentación de evidencias por los abogados de Stanford sobre el tratamiento de Stanford en la cárcel, dice que "no son pertinentes" en el juicio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario