miércoles, 25 de enero de 2012

Tribunal Federal escucha los reclamos de la fila de inversionistas de Stanford / Angela Shaw dice que ella está confundida.

WASHINGTON, Enero 24. (Reuters). - Una audiencia en la Corte Federal el martes dio un poco de claridad a las víctimas del presunto esquema Ponzi de Allen Stanford, poco después de que un juez federal dijo que necesitaba más tiempo antes de decidir si debe obligar a un fondo respaldado por la industria dejar que los inversionistas presenten sus reclamaciones.

El caso presentado ante el Tribunal de Distrito de Estados Unidos para el Distrito de Columbia se centra en una disputa entre la SEC y el SiPC, una corporación sin fines de lucro que ayuda a los inversionistas en la recuperación de fondos desaparecidos en casos de que falle una intermediación.

Stanford, 61, fue detenido en 2009 por cargos de que corrió un esquema Ponzi por 7,2 billones de dólares vinculado a certificados de depósito emitidos por su banco en Antigua. Su juicio comenzó el lunes en Texas.

Los fiscales le dijeron al jurado el martes que Stanford mintió y sobornó para robar los ahorros ganados de los clientes.

La SEC en diciembre tomó una acción legal formal para intentar obligar al SiPC de iniciar un procedimiento de liquidación en Texas para que las víctimas del presunto esquema de Stanford puedan presentar sus reclamaciones. El SiPC se mantiene en su decisión de no intervenir a favor de los inversionistas de Stanford, diciendo que su ley no aplica para el caso del Banco de Stanford.

En una audiencia de tres horas el martes en Washington, un abogado de la SEC instó a la Corte para obligar al SiPC de iniciar un procedimiento de liquidación. La SEC también intentó convencer al Juez de Distrito Robert Wilkins que él debería dejar que otro Tribunal dictaminara sobre el fondo, de si ciertos clientes serian elegibles para la compensación o no.

"No estamos diciendo que el tribunal no decidirá nunca sobre el reclamo de los clientes," dijo Matthew Martens, el abogado jefe de litigios para la SEC. "hay tiempo y lugar para tal determinación".

La SiPC argumenta que está limitada por ley a proteger a los clientes contra la pérdida de falta de efectivo o valores bajo custodia por el fracaso de firmas de corretaje miembros del SiPC insolventes. Y aunque el corretaje de Stanford basado en Texas era un miembro del SiPC, su banco offshore no era.

Eugene Assaf, abogado externo del SiPC de Kirkland & Ellis, dijo que la SEC está tratando de despejarle el asunto a Texas, debido a que el organismo sabe que no tiene los hechos para respaldar su argumento. "Uno de los hechos del cual depende es una coalición de personas que invirtieron. Que es a lo mejor el doble o triple de rumores," dijo Assaf. "Yo soy escéptico cuando no veo los hechos establecidos de la forma en que normalmente se establecieron entre los litigantes". El SiPC dijo que si el juez decide ordenar que se inicie un procedimiento de liquidación, a su vez se verán obligados a litigar cada asunto, reclamación por reclamación, un proceso que le costará mucho dinero a su fondo.

Wilkins, quien ha formulado preguntas escépticas a ambas partes durante la audiencia, dijo que intentaría dictaminar pronto.

Angela Shaw, fundadora y directora de la coalición de víctimas de Stanford dice que puede demostrar que el dinero de los inversores nunca fue al Banco de Stanford, y fue malgastado por el brazo de corretaje. Dijo que ella estaba un poco decepcionada por la audiencia del martes. "Estoy confundida. Parece que no hay sentido de urgencia", dijo Shaw, quien voló desde Texas para la audiencia. "Va a tomar un tiempo que las victimas no tienen."

No hay comentarios:

Publicar un comentario