sábado, 28 de enero de 2012

Un cliente de Stanford perdió $20 millones, le dijo un ex Ejecutivo a los Jurados en el Juicio.

Andrew Harris, Enero 27, 2012.

(Bloomberg). Un ex ejecutivo del Stanford Group Co. le dijo al jurado que un cliente de corretaje de valores de R. Allen Stanford perdió al menos 20 millones de dólares antes de que el negocio fuera cerrado por los reguladores de EEUU. Jason Green, quien encabezó el grupo privado de clientes de Stanford, mencionó la cifra al ser contrainterrogado por la defensa en el quinto día del juicio en una corte federal en Houston.

Los abogados de Stanford han dicho que los clientes que compraron los certificados de depósito emitidos por el Stanford International Bank Ltd. en Antigua y vendidos por la correduría pudieron retirar cada centavo de su dinero hasta que la SEC lo demandó en febrero de 2009. Preguntado por el abogado defensor Ali Fazel, si alguien no había recuperado su dinero desde entonces, Green respondió, "Sí, a una persona conozco específicamente" le denegaron sus 20 millones de dólares. Green, más tarde, identificó al cliente como Michael Moreno, quien tenía residencias en Lafayette, Louisiana y en Houston.

Stanford, quien sufrió una golpiza después de su detención, comenzó a frotarse la cabeza durante la sesión de hoy. El juez le ofreció acostarse y seguir el juicio desde otra habitación.

‘Ingresó en 1996’
Green dijo en la Corte ayer, que se unió a la correduría del grupo Stanford en 1996 y se mantuvo hasta el final. Moreno, dijo, confiado en los negocios de Stanford con casi 50 millones de dólares invertidos, retiró algunos de esos fondos para enfrentar una obligación tributaria. La solicitud de retiro de los $20 millones se hizo poco antes de que Stanford dejara de permitir que los clientes canjearan los CDs antes de su fecha de vencimiento, cuando la gran salida de capitales por la crisis financiera mundial se profundizó. También habló de sus esfuerzos para convencer a Stanford y al jefe oficial de finanzas de la empresa, James M. Davis, para tranquilizar a los clientes después del arresto de Bernard Madoff en diciembre de 2008, por ejecutar el fraude de inversión más grande en la historia de Estados Unidos.

‘El Madoff de Antigua’
Gree leyo un correo electrónico que envió a Stanford y Davis días antes de la demanda por la SEC, en el que citó artículos de noticias que acusaron a "Sir Allen de ser el Madoff de Antigua" y dijo que él y otros directores pensaron que si no se hubieran tomado medidas inmediatas para proporcionar transparencia, "no tendríamos un negocio que defender."

En el contrainterrogatorio de hoy, Fazel pidió a Green divulgar los riesgos de posibles clientes, ofreciéndoles la oportunidad de hacer preguntas y recibir respuestas acerca de la "condición financiera y asuntos de la firma". Fazel preguntó si había algo ilegal sobre eso. "Sólo si las personas mienten acerca de su situación financiera y los asuntos," respondió Green. "¿Usted mintió?" preguntó el abogado. "No, pero siento que me mintieron," dijo Green. "Tengo un montón de clientes, amigos y parientes que no han recibido un centavo de reembolso porque no había ningún dinero".

Más tarde, Fazel interrogó a Green sobre la capacidad del grupo de Stanford para realizar investigaciones financieras. El ex ejecutivo le contó a la Corte sobre una unidad en Washington dotada de gente que describió como "pertenecientes políticos," incluyendo a un general brigadier retirado y a un cirujano que anteriormente estuvo con la administración de drogas y alimentos de Estados Unidos.

‘La Política dentro del Beneficio’
Su misión fue analizar la legislación y la "conversión de la política en ganancias", dijo Green. Fazel le preguntó que pasó con ese grupo después de que la firma Stanford fuera cerrada, le replicó: "Creo que se fueron con MF Global (MFGLQ)". MF Global Holdings Ltd., es una compañía matriz de la intermediación de los productos básicos de MF Global Inc., la cual presentó una declaratoria de bancarrota en octubre. Más de 1.200 millones de dólares pueden faltar en las cuentas de sus clientes, ha dicho el síndico James Giddens.

No hay comentarios:

Publicar un comentario