jueves, 22 de marzo de 2012

Las Firmas Legales Pierden una Defensa contra las Acciones de Clase por los Esquemas Ponzi

Terry Baynes
Thomson Reuters News & Insight


Firmas de abogados que representaron y aconsejaron al condenado Allen Stanford pueden estar en el gancho de millones de dólares perdidos en el esquema Ponzi de inversión de falsos certificados de deposito y podrían enfrentarse a acciones de clase por los inversores que buscan recuperar sus pérdidas.

La decisión del Tribunal del 5to Circuito es un revés para las firmas de abogados en Nueva York Proskauer Rose y Chadbourne & Parke, así como para el abogado Thomas Sjoblom, quien trabajó en ambas empresas. Las acciones de clase, presentadas bajo la ley estatal, acusan a Sjoblom, ex abogado de Stanford, de obstruir una investigación por la SEC. También alegan que Proskauer y Chadbourne fueron negligentes por emplear a Sjoblom y que las empresas son responsables de su fechoría.

La decisión de la Corte de Apelaciones giró la relación entre el presunto fraude y la compra o venta de valores.

Los inversores demandantes presentaron las demandas bajo la ley estatal porque tenían poca o ninguna otra opción. La ley federal no permite a los demandantes traer reclamaciones por negligencia o reclamaciones por complicidad en fraudes. Además, el caso del Tribunal Supremo en 2008, Stoneridge v. Scientific-Atlanta, creó barreras para el uso de la ley federal de valores para demandar a firmas de abogados que representaban a estafadores acusados.

"Cuando usted tiene un caso como este, la única manera de demandar a cómplices y encubridores es hacerlo bajo la ley estatal," dijo Edward Snyder, un abogado de los inversionistas que presentaron la demanda al 5to Circuito por la ley de Texas.

Aún SLUSA, aprobada en 1998, impide que las demandas por fraude con valores negociados a nivel nacional sean presentadas bajo la ley estatal. Proskauer, Chadborne, Sjoblom y otros acusados en el caso del 5to Circuito habían intentado utilizar SLUSA para bloquear las reclamaciones de los inversionistas de Stanford.

En esquemas Ponzi como el de Stanford, los inversores están apostando a menudo en algún tipo de valor descubierto, tal como un certificado de depósito o fondo alimentador. Por lo tanto, gran parte de las disputas en las cortes se ha centrado en el significado de la frase, "en relación con" un valor cubierto.

"Las tergiversaciones realizadas por los acusados de Proskauer no son más que tangencialmente relacionadas con la compra o venta de títulos/valores cubiertos y por lo tanto, la preclusión de SLUSA no se aplica," escribió el juez Edward Prado para el panel de compuesto por tres jueces.

"En toda la zona de los esquemas Ponzi, esta es una decisión importante," dijo el abogado de la parte acusadora Snyder. Dijo que los jueces han tendido a ampliar el alcance de SLUSA para bloquear las acciones de clase durante años. "Finalmente, el quinto circuito ha levantado y acondicionado un cortafuegos," dijo, añadiendo que la decisión les permite una acción de clase independiente contra la firma legal de Adams y Reese para que también proceda.

En una declaración, Proskauer dijo que todavía tiene otras numerosas defensas a su disposición que el Tribunal no consideró.

Chadbourne dijo en un comunicado, "nos movimos para pedir que este caso fuera declarado fuera de lugar por muchos motivos, no sólo SLUSA... El Tribunal de Distrito ahora tendrá que abordar todas estas cuestiones."

Los acusados han argumentado que tienen inmunidad porque estaban actuando como asesores de Stanford. También afirman que no tenían ninguna obligación con los inversionistas de Stanford y no cometieron ninguna intención fraudulenta.
Sjoblom, quien fuera un abogado de litigio principal ayudante de la SEC desde 1987 a 1999, se negó a comentar el litigio. Fue socio de Proskauer desde 2006 a 2009 y en Chadbourne desde 2002 a 2006, de acuerdo a la página Web de la Oficina de Asuntos Legales de Thomas V. Sjoblom en Washington, D.C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario