jueves, 8 de marzo de 2012

Veredicto de Allen Stanford podría impulsar las demandas civiles

Donna W. Carson. (Reuters).

La condena de Allen Stanford el martes podría ser una mala noticia para dos firmas de abogados prominentes y un abogado que enfrentan juicios civiles derivados de delitos del financista de Texas.

El abogado Thomas Sjoblom y las firmas de abogados en Nueva York Chadbourne & Parke y Proskauer Rose son acusados en varias acciones de clase y otras demandas presentadas por los inversores financieros de Stanford, que afirman que perdieron cientos de millones de dólares como resultado del fraude.

Presentadas y archivadas en su mayoría en Texas, las demandas alegan que Sjoblom, trabajó en Chadbourne & Parke desde 2002 a 2006 y en Proskauer Rose desde 2006 a 2009, y ayudó a Stanford encubrir el esquema Ponzi y evadir a las autoridades. Los inversionistas afirman que las empresas no supervisaron adecuadamente a Sjoblom y fueron negligentes en la contratación de sus servicios.

Sjoblom y las empresas también están acusados en un juicio por 1.800 millones de dólares presentado en enero en el Tribunal Federal de Washington, D.C., por el receptor financiero de Stanford, quien alega reclamaciones similares a las presentadas por los inversores.

Expertos jurídicos dijeron que el veredicto del jurado el martes contra Stanford por 13 cargos de fraude podría reforzar las acciones de clase y otros casos individuales contra las empresas y Sjoblom.

"Ahora sabemos que hubo malos actores y personas que sufrieron. La única pregunta que queda es quien debe pagar por ello," dijo Michael Downey, un abogado de negligencia legal de la firma Teasdale Armstrong, que no está involucrado en el asunto de Stanford. "El tema será, ¿deberían estos pobres inversionistas inocentes soportar las pérdidas o lo tendrían que hacer los abogados que ayudaron a que todo esto sucediera?"
Daniel Richman, un profesor de evidencias en la escuela de derecho de Columbia, dijo que la condena penal no garantiza una victoria en las acciones civiles. Pero que el veredicto podría significar una información favorable en los casos civiles sobre el esquema y que será "bien batido". "Bien puede revelar la naturaleza de los conspiradores," dijo.

Sjoblom no respondió a mensajes buscando comentarios. Antes de la práctica privada, era abogado de la División de Aplicación de la SEC. Ahora es un practicante solitario en Washington.

Proskauer Rose, que tiene unos 650 abogados, no respondió a una solicitud de comentarios. Chadbourne & Parke, que tiene unos 440 abogados, se negó a comentar.

'MEJOR POSICION'
Edward Valdespino, un abogado que representa a algunos de los inversores que están demandando a las firmas de abogados y a Sjoblom, dijo que la sentencia probablemente les dará un mejor acceso a los empleados de la firma que fueron interrogados por los fiscales en el caso penal pero que no estuvieron dispuestos a hablar con él. "Esto nos pone en una mejor posición," dijo Valdespino.

Y Jesse Castillo, un abogado que representa a unos 350 demandantes en las acciones de clase contra Sjoblom y las empresas, dijo que la condena penal "refuerza" sus casos. "Esto ha resultado muy satisfactorio para nuestros clientes", dijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario