martes, 10 de abril de 2012

Comparando los esfuerzos de recuperación de activos en los esquemas Ponzi de Madoff y Stanford


Abril 4, 2012. David Kotz
En mi capacidad como Inspector General de la Comisión de Valores y Bolsa (SEC), he puesto al descubierto muchas deficiencias significativas por parte de la SEC en relación con dos esquemas Ponzi monumentales. Mi Oficina ha encontrado que la SEC perdió numerosas oportunidades para descubrir el esquema Ponzi de Bernie Madoff por 50 billones de dólares y tampoco pudo llevar a cabo una investigación adecuada con respecto al fraude de 7 billones de dólares de Allen Stanford.
Después de que finalmente se revelaron estos fraudes, se hicieron esfuerzos en ambos casos para ayudar a las víctimas en la recuperación de activos. En el caso Madoff, la Corporación de Protección de Valores del Inversor (SIPC) nombró a Irving H. Picard como fideicomisario para la liquidación de Bernard l. Madoff, Inversión de Valores LLC, con David J. Sheehan de Baker Hostetler, sirviendo como su abogado jefe. En el caso Stanford, la Corte de Distrito Noreste de Texas, División de Dallas, nombró al Receptor Ralph S. Janvey para el estado de Stanford.
De todas las cuentas, Picard y Sheehan han sido tremendamente exitosos según todos informes publicados desde su nombramiento como síndicos. Picard ha presentado más de 1.000 demandas y ha recuperado unos 11 billones de dólares de los aproximadamente 17 billones de dólares de capital que se creían perdidos en el fraude de Madoff. Por otro lado, a Janvey no le ha ido tan bien con las víctimas de Stanford; ha recuperado apenas 217 millones de dólares según informes recientes, pero ha incurrido en 102 millones de dólares en honorarios, haciendo la recuperación real de aproximadamente 115 millones de dólares. En octubre de 2011, el juez de distrito de Estados Unidos en el caso Stanford declaró que pensaba que Janvey debía dejar de buscar y "paralizar todo". Janvey ha sido criticado por los inversionistas de Stanford por sus tarifas altas, no dándoles las actualizaciones esperadas con la velocidad de un proceso "glacial".
¿Cómo es posible que un esfuerzo de recuperación haya sido mucho más fructífero que el otro? Janvey defiende su trabajo diciendo que el proceso de recuperación fue difícil porque los activos estaban dispersos en decenas de países, pero Picard y Sheehan encontraron con éxito muchos activos en el extranjero en nombre de los inversores de Madoff.
Quizás el proceso funciona mejor a través de un síndico en lugar de un receptor, o quizás Picard y Sheehan sólo han sido más agresivos y eficaces para convencer a los inversores a asentarse en lugar de litigar. Sin conocer todos los hechos, no es justo concluir aun en nada definitivo sobre por qué los inversores de Madoff están en una mejor posición que los de Stanford. Pero podemos decir con certeza que el proceso de recuperación de activos puede ser muy difícil, y Picard y Sheehan merecen un crédito significativo por sus éxitos.
Cuando Bernie Madoff confesó su estafa inicialmente, se pensó que los inversores recibirían centavos por dólar en pérdidas, o casi nada. Cuando Picard y Sheehan finalicen con el caso, ellos podrían terminar mucho mas cerca de lo que alguien hubiera predicho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario