viernes, 13 de abril de 2012

Las víctimas estafadas de Stanford quieren sus donaciones políticas


Emily Wilkin, The Houston Chronicle
 
WASHINGTON - Antes de su detención, el estafador convicto Allen Stanford fue un prodigioso donante político, un financista multimillonario que, junto con sus empleados, le había dado casi 2,4 millones de dólares a los Demócratas y los Republicanos desde 2001.
Pero las víctimas de Stanford y el receptor asignado para recuperar el dinero robado por Stanford exigen a los políticos la devolución del dinero - alegando que los fondos fueron excesivas ganancias en forma de contribuciones de campaña.
El resultado ha sido una compleja batalla legal que enfrenta a los políticos - incluidos  ocho miembros de la delegación del Congreso de Texas - contra algunos de sus componentes que inusualmente tiene a ambos lados llorando sobre el asunto.
"En todo momento, alguien está ahí de alguna forma para limitar o reducir la recuperación para las víctimas de Stanford," hay tantos hechos en este caso y ninguno está trabajando en beneficio de las víctimas."
Como es costumbre, cuando los políticos descubren que un donante se mezcló en un escándalo, muchos de los destinatarios, como los republicanos de Texas Sen. Kay Bailey Hutchison y John Cornyn - dieron las donaciones de Stanford a obras de caridad.
El receptor está trabajando para recuperar los fondos y ha enviado cartas a todos los destinatarios de las contribuciones políticas de Stanford y a los Comités de acción Política de sus partidos, pidiéndoles devolver las donaciones. La lista de quienes todavía faltan por pagar de acuerdo al receptor, incluye cinco comités de los partidos nacionales, un Comité de Acción Política en Texas, los dos senadores de Texas y seis representantes de Texas - Pete Sessions de Dallas, Pete Olson de Sugar Land, Kevin Brady de The Woodlands, Lamar Smith de San Antonio, Sam Johnson de Plano y Joe Barton de Ennis.

Comités Demandados
La situación se ha vuelto tan polémica que el receptor, Ralph S. Janvey, demandó a cinco comités de los partidos políticos, democrático y republicano, para recuperar las contribuciones de Stanford además de los honorarios legales. Los comités alegan que las cuotas son demasiado altas.
Brian Walsh, un portavoz del Comité Senatorial Republicano Nacional, dijo que su Comité recibió cerca de $83.000 de Stanford, "se ha hecho un esfuerzo de buena fe para resolver este problema".
"Lamentablemente, esos esfuerzos fueron rechazados por abogados para el receptor, que parecen más centrados en el forro de sus propios bolsillos antes que garantizarles  a las víctimas de Allen Stanford que reciban cierta justicia", dijo Walsh.


Solicitud Apropiada
Kevin Sadler, el abogado líder del receptor para recuperar los fondos, dijo que el receptor cree que la petición es "apropiada, teniendo en cuenta el tamaño, el alcance, la complejidad y la dificultad del trabajo, que él y su equipo de profesionales llevan a cabo."

La batalla ha dejado a todos descontentos
"(Los honorarios) han sido excesivos, creo", según dijeron las víctimas de Stanford. "Pero la Corte ha dicho que han sido justos".
Brady y Olson dijeron que habían hecho donaciones caritativas iguales a los importes que Stanford le dio para sus campañas, y la Oficina de Olson mantiene que él también devolvió todas las contribuciones de Stanford al receptor.
Sadler dijo que los legisladores que dieron el dinero a obras de caridad fue un "acto sin sentido". "El hecho de que regalasen el dinero a algunas otras obras de caridad no significa que no están en posesión del dinero que no les pertenece", dijo Sadler.
Melanie Sloan, directora de los ciudadanos para la responsabilidad y la ética, un grupo de vigilancia basado en Washington, dijo que el caso es muy complicado para los políticos. "Creo que pensaron que estaban haciendo lo correcto (donando el dinero a la caridad)", dijo Sloan. "No importa lo que es correcto o no, lo que Importa es lo que dirán los anuncios políticos."
Ninguno de los representantes y senadores respondió a las preguntas sobre por qué decidieron dar los fondos para la caridad en lugar de las víctimas, con excepción de Cornyn, quien dijo que era el procedimiento normal en estos casos de donar los fondos a obras de caridad.
"Personalmente es algo insensible, si usted va a devolver el dinero déselo a las víctimas que es de donde este provenía. Si hubiéramos querido hacer una donación a obras de caridad, lo habríamos hecho."

Transferir los Fondos
Pero ha sido un proceso más estricto que los legisladores puedan transferir las donaciones al fondo de las víctimas. De acuerdo con el receptor, cuatro legisladores de Texas – los congresistas Randy Neugebauer, R-Lubbock; Lloyd Doggett, D-Austin; Rep Mike McCaul, R-Austin; y el diputado Charles A. Gonzalez, D - San Antonio - han enviado las donaciones de Stanford al receptor.
Olson, un republicano de Sugar Land, ha reembolsado $3.300 de los $5.300 que recibió de Stanford, de acuerdo con el receptor. Sin embargo, un portavoz de Olson dijo que los $3.300 era todo lo que Olson recibió de Stanford para su campaña.
Un Tribunal del distrito de Texas determinó en junio pasado que las comisiones tienen que devolver todas las contribuciones además de los honorarios de los abogados, pero los comités políticos han apelado la decisión, la cual se va a sostener en la Corte del Circuito de Apelaciones el 1ro de mayo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario