viernes, 13 de abril de 2012

Obama incluye ayuda de condenados, presuntos delincuentes financieros de seguros fiscales en las Islas Vírgenes


Matthew Boyle - The Daily Caller
Marjorie Rawls Roberts, quien se ha comprometido a recaudar entre $100.000 y $200.000 para la campaña de 2012 del Presidente Obama, se ha enfrentado al calor en los últimos meses después de que las noticias confirmaron que ella ayuda a sus clientes ricos a navegar por beneficios fiscales offshore que ha criticado públicamente el Presidente. Y ahora the Daily Caller ha conocido exactamente quienes son algunos de esos clientes ricos.
Roberts ayudó recientemente al condenado de estafa por $7 billones, Allen Stanford, con su solicitud de beneficios fiscales de la Corporación de Desarrollo Económico de las Islas Vírgenes Americanas. Estas ventajas permiten a los destinatarios evitar pagar algunos - o todos - sus impuestos, cuando viven en territorio de Estados Unidos, para un año fiscal determinado, y cumplir así con ciertas obligaciones financieras y de desarrollo en la economía local.
El Virgin Islands Daily News informó que Stanford aplicó para esos beneficios de impuestos en 2006, y que el actual gobernador del territorio, el demócrata John de Jongh, aprobó la solicitud después de asumir el cargo en 2007.
Stanford, quien fuera condenado por defraudar a 30.000 de sus inversores con falsas inversiones en su banco de Antigua, debe cientos de millones de dólares en impuestos atrasados. A principios de 2009, la Associated Press informó que el Gobierno Federal colocó cuatro privilegios fiscales contra Stanford, totalizando unos $212 millones entre 2007 y 2008.
El Procurador General Eric Holder elogió la condena de Stanford durante una audiencia  en marzo de 2012 del Subcomité de Asignaciones del Senado. "Esta misma semana, conseguimos una condena contra el ex Presidente de la Junta de Directores de un banco internacional [Stanford Financial Group], orquestando un esquema de fraude de inversión por $7 billones," dijo Holder en su testimonio.
Aun así, la campaña de reelección de Obama sigue aceptando donaciones, incluidas la del Procurador Fiscal quien ayudó a Stanford a navegar en las lagunas fiscales de las Islas Vírgenes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario